Vicuña está preparada para la aplicación de los protocolos sanitarios en el rubro turístico

En este mes de septiembre, han comenzado a abrir algunos locales gastronómicos de Vicuña, que se encuentra en etapa 3 de transición del plan Paso a Paso. En cuanto a los alojamientos turísticos, se está a la espera de lo que dictamine la autoridad sanitaria.

Desde que comenzó la pandemia por el coronavirus, la comuna de Vicuña de manos de la corporación de Turismo, comenzó un proceso de preparación en tiempos de crisis con escuelas online del rubro, y preparación de protocolos sanitarios, una vez que este comercio se pudiese abrir a la comunidad. En una tímida apertura de algunos locales, tanto el jefe edilicio de la comuna elquina como empresarios gastronómicos y hoteleros, ven esta lenta reactivación con mucha cautela e incertidumbre, porque la situación sanitaria aún no está controlada del todo, y se temen rebrotes.

En ese sentido el alcalde de Vicuña Rafael Vera reafirma esta preparación, aunque no está seguro de si este es el momento más prudente para comenzar la  reactivación. “La verdad es que aunque creo que no es el mejor momento, donde todavía hay una cantidad de casos importantes en la región y en nuestras comunas, si Vicuña se ha preparado. Durante estos meses, nos preocupamos y nos ocupamos de capacitar a nuestra gente en diferentes ámbitos, en el marketing, en aspectos contables, en ver la experiencia internacional”.

En julio y apoyados por un programa emanado desde Corfo denominado “Difusión tecnológica de calidad y marketing digital”, la municipalidad de Vicuña a través de la corporación de Turismo, comenzó el apoyo a las y los empresarios turísticos de la comuna, en la preparación de los protocolos sanitarios que fueron trabajados por el Ministerio de Economía, junto a la Subsecretaría de Turismo y Sernatur, con la contratación de un prevencionista de riesgos para asesorar al área turística, como señala el alcalde Rafael Vera. “En mi calidad de presidente nacional de los municipios turísticos de Chile participamos junto al subsecretario y la directora nacional de Sernatur, en la confección de estos protocolos junto a nuestros equipos técnicos, así que la verdad que tengo la certeza que los locales comerciales de Vicuña, están preparados al mil, porque han hecho un tremendo trabajo”.

En los locales de cervecería Guayacán tanto en la ciudad de Vicuña como en la localidad de Daguitas, los garzones por ejemplo usan escudos faciales, mascarillas, ropa especial para trabajar, y así poder cumplir con todos los protocolos. También códigos QR para dar a conocer las medidas, las cartas y los datos que deje cada cliente. Una vez tomada la temperatura, deben registrar su formulario y se prioriza el pago con tarjeta, antes que efectivo. Andrea Silva, encargada de turno de Guayacán, precisa que se espera con ansias a los turistas y habitantes del valle de Elqui, además fueron el primer restaurante en abrir sus puertas luego de meses de inactividad. “Tenemos todos los protocolos bien establecidos, tenemos para sanitizar desde pies a manos, para tomar la temperatura a todos nuestros clientes, y también un registro (…) fuimos el primer restaurante en abrir después de todo esto que ha sucedido, y hemos tenido súper buena experiencia, porque todo el mundo se ha acogido a nuestros protocolos”.

Bar Bilbania, ubicado en la céntrica calle Gabriela Mistral  a un costado de la plaza principal, abrirá sus puertas con estrictas medidas de seguridad con atención de público en su terraza del segundo piso. Óscar Rojas su administrador, plantea sus incertidumbres. “Estamos recién en la marcha blanca para ver lo que sucede, lo que va a pasar con este tema, porque nadie sabe, vamos a probar, vamos a trabajar solo con reservas, nadie que venga por la calle va a poder ingresar, no se atenderá en la barra, solamente en estos biombos que hicimos, con doble seguridad, con mascarilla y también para protegernos nosotros”.

El objetivo de los protocolos sanitarios tanto para alojamiento como gastronomía, es proteger tanto la salud de los trabajadores, como la de los turistas y clientes. Por ello, entrega recomendaciones generales acerca de cómo se deben desinfectar y limpiar los espacios de trabajo y de atención y cómo enfrentar por ejemplo, un caso de Covid-19 positivo.

El protocolo para establecimientos de alojamiento turístico contempla recomendaciones relativas a la disponibilidad de materiales de higiene en diversos puntos del establecimiento, procesos de limpieza profunda y desinfección. En ese apartado -y en línea con el distanciamiento físico- se subrayó la eliminación de servicio de buffet, erradicando así la manipulación directa de alimentos por parte de los pasajeros.

Andrés Inostroza, gerente de operaciones de Terral Hotel y Spa ubicado en la calle San Martín esquina Yungay, explica que se han preparado para poder abrir sus puertas muy pronto, sobre todo considerando la alta demanda que existe, “estamos en espera que llegue la gente para poder abrir nuestras puertas y que llegue el pasajero, nuestro hotel está cerrado desde marzo, hemos recibido consultas telefónicas todos  los días, correos electrónicos, muchas agencias de viajes, particulares, clientes nuestros”.

En cuanto a la visita de turistas Oscar Rojas de Bilbania, es cauto a la hora de hablar del tema, sobre todo que ahora habrá libre tránsito entre comunas más próximas ahora que se levantará la cuarentena de La Serena y Coquimbo, “queremos prepararnos,  todo depende de organizaciones como el Minsal, seremi de Salud, todas las personas e instancias de las que dependemos nosotros para la reactivación, porque igual es complicado que otra persona venga de otro lugar, y no sabemos en las condiciones que vienen, si se cuidan o no se cuidan”.

Si bien existen ansias por reactivar la oferta de alojamientos turísticos en la comuna, Andrés Inostroza de hotel Terral, también ve con cautela está apertura. “Ir de la mano también con proteger un poco la comuna y a nuestros colaboradores respecto a un posible contagio, entonces no es la idea que abramos de buenas a primeras y se contagie uno por contacto directo, la idea es que partamos seguros”.

De esta manera, la comuna de Vicuña entra en una etapa de preparación, para comenzar a reactivar una actividad económica por la que se ha trabajado durante años tanto desde el sector público, como el privado.